Como su nombre lo dice el zoológico bíblico de Jerusalén preserva especies de animales mencionadas en la biblia. Es el caso de el león asiático, la gacela y el oso marrón sirio. El zoológico bíblico cuenta con 25 mil hectáreas.

Está ubicado en el barrio Malha de Jerusalén. Ofrece al público la posibilidad de encontrarse con especies en peligro de extinción y con los típicos animales de zoológicos: elefantes, leones, cebras, monos y una gran cantidad de aves. Se contabiliza que hay alrededor de 170 especies.

Uno de los puntos más concurridos del zoológico es el centro de visitantes. Tiene la forma del arca de Noé y cuenta con teatro en 3D, jardín escultórico, talleres didácticos y exposiciones. “La idea del Arca de Noé ha sido adoptada (…) porque consideramos el zoológico moderno como un lugar donde salvamos a los animales de desastres ecológicos. Del mismo modo que Noé salvó a los animales del primero de ellos: el diluvio”, comentó Sigalit Hertz, miembro del zoológico del Jerusalén.

Asimismo, tiene un gran lago artificial, con cascadas y estanques. Un tren que permite recorrerlo más fácilmente. El área de la sabana en la que los animales se encuentran en plena libertad. Un parque infantil, una tienda de recuerdos, entre otros.

Fue fundado en 1993 gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Jerusalén, la Fundación de Jerusalén, la Autoridad para el Desarrollo de Jerusalén y el Ministerio Israelí de Turismo.

Está abierto al público desde las 9:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. de domingo a jueves. Los viernes de 9:00 a.m. a 4:30 p.m. y los sábados y días festivos de 10:00 a.m. a 5:00 p.m. Las entradas van desde los 34 shekels hasta los 55 shekels.

Para conocer más del zoológico ingresa aquí.

El zoológico bíblico de Jerusalén